Apocalipsis rojo

Silvio Romero y Cecilio Domínguez, noticias de este martes
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook

por Nicolas Gallardo

Columnista

Cada día es el verdadero infierno en este Independiente. Esta vez, el “infierno no está encantador”.  El “Diablo” sufre un escarnio autoinflingido. Por acción u omisión produjo un sinnúmero de horrores con una dimensión tan catastrófica como desconocida. Nadie sabe realmente que tan profundo se puede caer.

Cada día es un episodio de terror que nos hace temblar y rememorar escenas escalofriantes ya vividas. Estupor, resignación, zozobra. Son algunas de las sensaciones que viven los hinchas ante este terremoto que rompe cada uno de los pocos cimientos que quedaban en pie.

El sismo aumenta cada día su escala y amenaza con destruir todo. No hay un Comité de Contingencias que pueda controlar semejante alboroto generalizado. Algunos cierran los ojos y esperan el milagro. Sin embargo, predomina el ateísmo en una tierra y una población roja tan avasallada en esta edad contemporánea.

Solo los tuiteros millennials, admiradores de los Fredes y los Benítez, resultan ser los pocos creyentes de algunos protagonistas afuera y dentro de la cancha. Aquellos que por un título bancario nipón se creyeron un relato que sólo nos introdujo en un laberinto interminable.

Para el resto, reina la incertidumbre y el escepticismo. Tras un fin de semana en el cual se escucharon declaraciones de Ariel Holan y de “Yoyo” Maldonado hablando de una infundada persecución a Independiente, la realidad volvió a aparecer ante tanto humo.

Las inminentes salidas de Silvio Romero, Juan “me hago ídolo por gritar un gol” Sánchez Miño y el influencer Cecilio Domínguez son noticia vieja. Hace más de un mes que este final estaba anunciado. Las deudas salariales, el desgaste con la anárquica dirigencia y el recorte presupuestario con la excusa perfecta de la pandemia fue un combo ineludible para el fin de sus vínculos, tal como pasó y pasará con otros miembros del plantel como Martín Campaña.

Aclarando que los jugadores deben cobrar lo que les corresponde ya que hubo dirigentes que así se comprometieron, también hay que decir que muchos hinchas compraron un cuento de hadas. Los ídolos de Instagram nublaron el juicio ante la necesidad exagerada de tener siempre a alguien que admirar en un equipo. Se crearon figuras que no había y se estimularon referentes que nunca quisieron al club, que dicen cosas lindas por los medios y redes sociales, y que luego mandan una carta documento ese mismo día y en off the record piden su salida.

Es momento de quitar del pedestal a muchos futbolistas que siempre supieron que su contrato era imposible de afrontar, con o sin coronavirus. Que llegaron de forma extraña y que justo ahora señalan que desconocían los entramados turbios de los exentrenadores de Defensa y Justicia y los líderes camioneros. Muchos de esos referentes saben que no tendrán nunca más un contrato tan suculento como en Independiente, sabiendo que si no lo perciben, demandan al club y tarde o temprano lo cobrarán. Preguntenle a Nicolás Cabrera que va a terminar cobrando millones de pesos, a nueve años de su salida del club. Jamás pierden los jugadores.

Tal como decimos que los jugadores tenían previsto irse hace un mes, también recordamos que en estas crónicas se hizo hincapié en que la dirigencia llevó adelante desde ese mismo tiempo una verdadera “campaña del desierto”, eliminado a todo aquel que se reveló al clan que comanda el club. Aquel envío masivo de intimaciones no se olvidó en la Avenida Mitre ni tampoco en la subsede en el barrio porteño de Constitución.

No quedará un solo “referente” en el plantel. Hay un punto coherente en esa depuración. Hoy, el “Chaco” Martínez es más que Cecilio Domínguez. Bacchia puede reemplazar sin demasiados problemas a Campaña, quien siendo titular de la Selección de Uruguay y nadie quiere comprar. Ni Riquelme quiere a su amigo Sánchez Miño. Piovi, el posible refuerzo, es dos veces más que Lucas Romero y viene por dos IFE, en comparación del descendido con Cruzeiro. En el caso de Silvio Romero, quien sí tuvo destellos de su jerarquía, es analizado por River. El “Millonario” puede llevarlo “casi gratis” ante la deuda que tiene Independiente por el amante de la tintura, quien es mucho menos que Barreto.

Si bien el futuro netamente futbolístico, parece desolador, no será el principal problema. Está claro que deberemos acostumbrarnos a un equipo joven, sin grandes nombres y con un DT que sigue haciendo sus primeras armas. Será un contexto que no quedará otra opción que asimilarlo. Escapar a la zona roja, será nuestra meta. Seremos muy parecidos a Huracán, salvo que exista una rápida cura a esta enfermedad.

La verdadera problemática será remediar el tema económico. Actualmente, Independiente debe millones y millones de pesos por jugadores que pasaron sin pena ni gloria en los últimos años, sin contar las sucesivas presentaciones hechas a la FIFA y al TAS reclamando voluminosas deudas. Si esos fallos se concretan a favor de los jugadores, no habrá sede que vender. No alcanzarán los Velazco y Soñora para ponernos al día. No habrá moratoria de gobierno. Será un Veraz infinito, donde la inhibición se cumplirá de verdad, y no como en Inglaterra.

No existirá una intervención a “lo Vicentín”. Estaremos sujeto a lo que dispongan los jueces ante los “fondos buitre”, muchos inducidos por pseudos ídolos. No hay mística copera en los tribunales.

Es momento de pedir respuestas y de pensar una solución, aunque sea a mediano y largo plazo. El aislamiento provocado por la pandemia desalienta cualquier tipo de acción pública para reclamar. Las redes es el refugio, aunque no cambia la tónica. Independiente se queda sin plantel, con jugadores costosos que se fueron “gratis” y que incluso hay que seguir pagando por juicios.

Decíamos que era imperioso tomar el mando y enderezar el barco antes que se impacte con el iceberg. Sin embargo, la colisión ya es real y el hundimiento promete no dejar sobrevivientes. El Fin de los Tiempos se acerca, si no hay un grupo de personas capacitadas que se haga cargo del desastre. Sin reacción, solo queda aguardar el cimbronazo y rezar en la tierra del diablo.

@nicogallaok

Leé las últimas noticias del Club Atlético Independiente

 

Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

80