Día del Inmigrante ¡La historia grande del Rojo tiene el sello de ellos!

Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook

por Claudio Avruj

Columnista

Escribo estas líneas hoy 4 de septiembre cuando la Argentina celebra el día del Inmigrante, una fecha establecida en el calendario en 1949 y que se inspira en resoluciones ya del año 1812 cuando nos abrimos al mundo.

Para mi, nieto de bielorrusos, ucranianos y polacos, no me es un día indiferente. Es una fecha en la que me gusta recordar y valorar lo que los inmigrantes nos dieron, recorrer e investigar una vez más mi propia historia.

Historias similares que la mayoría de las familias de los argentinos guardan con cariño de abuelos inmigrantes que llegaron para buscar libertad, respeto y la dignidad que da el trabajo.

El día del inmigrante no es un día cualquiera para la Argentina que estará siempre en deuda con ellos por el pasado pero por sobre todo porque la hace distinta y mejor al reconocerse por ser un país de puertas abiertas.

Y en el fútbol tampoco puede ser un día más.

Porque él mismo como deporte lo hemos heredado de los ingleses, porque casi todos las instituciones deportivas reconocen en su fundación la inspiración, inteligencia y esfuerzo de los inmigrantes, y porque todos los equipos tienen en su historia ídolos que han venido de todos los países.

Y miro hacia al fútbol de Independiente, hasta donde la memoria me lleva y me encuentro con Erico, Monges, Pavoni, Percy Rojas, Franco Navarro, Pereyra, Mondragon, Goyen, Forlan, Campaña, y seguro con muchísimos más. Extranjeros que brillaron en Independiente y que fueron fundamentales a la hora de escribir las páginas de gloria que hoy añoramos.

Más aún, nuestra propia fundación tiene el romanticismo de los inmigrantes que sintieron que estar juntos y hacer cosas en beneficio de todos era un deber moral. El club de los gallegos nos llamaban.

Por todo esto no puede ser un día más el Día del Inmigrante.

Es un día para que todo el fútbol lo celebre y se una contra la discriminación y para que los cantos con insultos desaparezcan.

Y también este día trae para los que queremos a Independiente como institución la posibilidad de pensar los valores que en el futuro se deben privilegiar, aquellos que se dejaron de lado y fueron mal reemplazados.

Pensar el día del Inmigrante nos invita a valorar la solidaridad, el esfuerzo compartido, la honestidad, la sinceridad, la educación, el respeto, el compromiso con la palabra empeñada, las ansias de superación y con el legado.

Si el legado. Saber que se dirige una institución y/o se la representa para mejorar lo que se recibe y dejarle a los que continúen en el futuro algo mejor.

Deberemos ser firmes a la hora de volver a elegir. Saber que sin valores no habrá dirigentes ni proyecto que sea exitoso.

Hoy es el día del Inmigrante. Me enorgullezco de ser descendiente de ellos como también de ser hincha de un club que siempre se nutrió de ellos y se seguirá nutriendo por suerte. Los Roa, Hernandez, y los que vengan de donde provengan deberán ser siempre bienvenidos.

Definitivamente no es un día más. No es para ignorarlo.

Feliz día del Inmigrante a los que lo son y a los que como yo somos sus descendientes!

@clauavruj

Leé las últimas noticias del Club Atlético Independiente

 

Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

80