Independiente pagó la falta de jerarquía

Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook

por Nicolás Gallardo

Columnista

El equipo de Lucas Pusineri estuvo a la altura de las circunstancias frente a Lanús. Ambos tuvieron bajas importantes, pero Independiente era el equipo que debía demostrar temple ante su primer rival serio del semestre. El “Rojo” no solamente cumplió la prueba en La Fortaleza (resta la vuelta), sino que mereció ganar.

Contó con 4 chances claras de gol que se podrían haber transformado en gol si hubiera jugado Silvio Romero o si había buenos definidores en el plantel. Está claro que el ejemplo más gráfico es la insólita ocasión que malogró Alan Soñora en el final. Hubiera sido una ventaja que cambiaría la tónica de la serie. Es absolutamente inentendible lo que erró, siendo un jugador de primera división.

Suena muy tajante y duro con una joven promesa del club, pero debe resaltarse para entender que ocasiones de este tipo deben capitalizarse. Equipos como Lanús no regalan seguido jugadas tan contundentes. De igual modo, no se trata de caerle exclusivamente a Soñora, porque también hay que hacer observaciones parecidas con Messiniti, por citar otro caso. Es una verdadera pena que en este humilde Independiente no se aprovechen semejantes oportunidades para inclinar una ronda que introduce, nada más y nada menos, que a una semifinal continental.

Es el trago amargo de una tarde noche que arrojó un saldo positivo. El Rey de Copas logró hilvanar algunas combinaciones peligrosas y pudo manejar el ritmo del partido. Neutralizó el vértigo del “Granate” y buscó llevar el partido a una velocidad más calma. En parte, ese objetivo se cumplió porque ambos saben que se juegan todo en esta serie. No hubo grandes disputas de pelotas divididas ya que ninguno quiso arriesgar demasiado. Solo iban a la pelota asegurada para no dejar desguarnecido a su equipo. En este tufillo de tensión y miedo, el “Rojo” supo encarar de forma correcta por los dos laterales, aún sin tener performances descollantes.

En la defensa se destacó Barreto, en el mediocampo “Saltita” González y en el ataque solo hubo buenas insinuaciones de Federico Martínez, quien no pasó de los cinco puntos. Hubo una buena lectura de Pusineri, también es para subrayar en este resumen.

En esta columna se arrancó con el vaso medio vacío justamente porque el saldo era bastante favorable y genera mucha lastima tener que especular en Avellaneda tras un trámite que había sido beneficioso. Si pasa esta instancia, el plantel está a tres partidos de una nueva conquista internacional y de acceder a competencias internacionales el próximo año. La estabilidad económica del club está en juego. No pueden despilfarrarse oportunidades que en las juveniles sí se convierten. Lo barato sale caro y en estos partidos, el “Rojo” lo sintió. Ojalá que los yerros de este jueves, sean parte de la anécdota, y no de un lamento que perdure por años.

Leé las últimas noticias del Club Atlético Independiente

 

Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

80