No hay vacuna para contrarrestar la anarquía

Jorge Burruchaga puso en duda la continuidad de Pusineri: “Haré un balance por resultados y nivel"
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook

por Nicolás Gallardo

Columnista

Independiente se sigue desangrando en el arranque de este 2021. No sirvió brindar en Nochebuena ni en Año Nuevo. No hay deseos colectivos que trasformen este humillante presente. Solo se puede salir con un trabajo serio a largo plazo, algo que no ocurre en el club hace décadas. De hecho, llegar a hablar de un proyecto en el “Rojo” es casi un cuento humorístico. Es tan utópico que suena gracioso.

Cada día los hinchas nos preguntamos cómo se sale de esta realidad tan abrumadora, tan cruel pero justa. Merecemos lo que tenemos. Es duro pensarlo así. Los Moyano ganaron dos veces las elecciones, capitalizando desconciertos anteriores. Y así ganó antes Cantero y Comparada y podemos seguir.

¿Cómo se llega a diciembre? Independiente vuelve a pedir la hora apenas iniciado el año, tal como ocurrió en el 2020. Se siente agotado en el cuarto día hábil. Los dirigentes extrañan la fase 1 de la cuarentena y no para resguardar nuestra salud. Desean que el fútbol se detenga para tapar lo que nunca se pudo ocultar: una gestión plagada de irregularidades y de falencias que deberán ser investigadas seriamente por la justicia.

Alguien algún día deberá rendir cuentas de verdad. Algún que otro exdirigente, hoy sumergido en el rubro gastronómico, tiene condena social y difícilmente pueda salir mucho a la calle. Otro, honesto pero inútil, continúa acuarentenado en su barrio privado, mientras que algunos caraduras se muestran en otros medios partidarios con frases tan grandilocuentes como hipócritas.

¿A quién le sorprende lo que ocurrió con Lucas Pusineri y Jorge Burruchaga?. No debería impactarle a nadie, ambas salidas estaban anunciadas desde el primer momento que llegaron y no es solamente por su poca capacidad para afrontar dichos cargos, sino porque fueron designados exclusivamente para ser fusibles en épocas de caos. Los camioneros hicieron la gran Comparada tras perder la Suruga Bank: en su momento trajeron al Gaby Milito sin saber realmente cómo estaba. Era obvio que no iba a haber resistencia alguna del hincha. Eso es populismo. Lo mismo hicieron con un técnico casi amateur y un manager que nunca recibió poder y tampoco se molestó en tenerlo.

Si vamos al terreno absolutamente deportivo, Pusineri demostró no estar a la altura para plantarse en aquellos momentos donde el plantel se desguazaba y la dirigencia le incumplía cada cosa que pedía. También quedó plasmado relegando jugadores que podían haber sido útiles y en sus primeros partidos amistosos y por los puntos, donde se evidenció que no le alcanzaron ocho meses para armar un sistema de juego. Los pocos partidos que ganó fueron por los arqueros y por factores azarosos. Solo puede otorgársele cierto empoderamiento a algunos juveniles, aunque quédense tranquilos que Alan Velasco no necesitaba la motivación de Pusineri para lucirse. Pobre rol de Lucas, que no renunció antes porque sabe que difícilmente dirija a su Platense querido.

Por su parte, Burruchaga nunca mostró demasiado interés por el puesto de manager. ¿Cuánto realmente se había preparado en ese puesto? Tuvo un papel muy magro en las negociaciones con los jugadores y hasta se subió a los insólitos relatos de la dirigencia en aquellos momentos. No le recuerdo una sola gestión. Es cierto que nunca fue verdaderamente empoderado, aunque tampoco se molestó demasiado. Sí tengo en mi memoria declaraciones defendiendo lo indefendible. Es fácil hablar ahora, Burru. Trataré de no recordar su último paso. Es muy grande su figura para que se ensucie de esta manera. Es un ídolo.

Volviendo a la cuestión de fondo, tanto Pusineri como Burruchaga volvieron al club solo para absorber las críticas. Nunca tuvieron intención los (pocos) dirigentes de armar un plan futbolístico. Como su relato está totalmente debilitado, necesitaron caras conocidas que les den algo de oxígeno. Tan penoso fue este accionar que, sin gente en las canchas, de igual manera se cayó sola esta idea en cuestión de meses. ¿Quién podía creer en un proyecto que incorpore primero a un técnico y luego a un manager?.

Se seguirán yendo jugadores, difícilmente quede alguno conocido ante un año sin competencia fuerte para Independiente, y sin dinero. Nos seguiremos devaluando, empobreciendo y acumulando deudas. El objetivo para el próximo DT o manager será consolidar un plantel de jóvenes, sumado a algún jugador de mediano orden para asegurarnos permanecer en una intrascendente mitad de tabla de posiciones y evitar alejarnos de los fantasmas del pasado. No hay margen para mucho más porque este Independiente está en condiciones de perder con casi todos los equipos que hoy militan en la primera división.

¿Es relevante pensar si el equipo de Pusineri le ganó un partido a otro grande, cuando no le gana a Central Córdoba o Huracán?. Debemos readecuar nuestras expectativas, conocer dónde estamos parados para empezar a pisar algo más firme en el futuro.

Reitero la pregunta. ¿Cómo llegamos a las elecciones de diciembre?. Claramente en los comicios no espero que haya ningún salvador, aunque es imperioso (desde el año pasado) que el actual oficialismo se retire. No tuvieron la dignidad de hacerlo, tuvieron mucha suerte que el coronavirus nos sigue azotando. Hubiera sido muy distinto el clima en el club con hinchas.

En el barrio de Constitución esperan que la vacuna rusa presente más efectos adversos y que no haya arreglo con Pfizer. Creen salir inmunes si no estalla el infierno. Quizás eso termina pasando mientras no podamos ir al Libertadores de América. Mientras tanto, el club seguirá enfermándose. El coronavirus será un tema banal si no se resuelve este verdadero tormento futbolístico, económico e institucional.

Si esta anarquía va a continuar hasta diciembre no alcanzarán las dosis para comenzar a inmunizarnos. El clan nos hizo demasiado daño y queda un año completo que, de continuar así, nos dejará sin respirador.

Leé las últimas noticias del Club Atlético Independiente

 

Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

80