Por un Independiente sin violencia

Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook

por Claudio Avruj

Columnista Invitado

La violencia siempre comienza con la palabra, con lo que se dice y como se dice. La noticia circuló apenas sucedió y hoy ya está en los medios periodísticos más importantes lo que demuestra su relevancia y que debemos mostrarle límites a quienes azuzan vientos de intranquilidad.

El domingo hubo un zoom de varias agrupaciones y movimientos de la vida político/institucional de Independiente a quienes los une el férreo deseo de cambiar la historia actual y compartir pensamientos a futuro, imaginar escenarios plurales, idear anteproyectos para todos, reflexionar juntos.

Pero personeros que creen en el cuanto peor mejor, desde la oscuridad y anonimato que es donde se sienten fuertes, irrumpieron para hackear, amenazar e impedir que la actividad se desplegara. No tuvieron éxito el objetivo del encuentro ya estaba logrado.

En una Argentina cada día más anómica, el ejercicio de diálogo que referentes de más de una decena de agrupaciones y movimientos llevaron a cabo constituye un ejemplo de salud institucional de enorme significado que debemos no solo mirar como meros espectadores.

Que ello haya sucedido representa un gesto de madurez, de esperanza y de valentía que nos debe motivar a todos los socios que en un año deberemos decidir y expresar en las urnas rojas por quienes queremos ser dirigidos, qué institución deseamos y en qué modelos nos sentimos representados.

Definitivamente el hackeo deja en claro al menos estas tres conclusiones: El diálogo asusta porque sabemos que dialoga quién puede; el trabajo en equipo o al menos compartido se vive como afrenta y el futuro es la amenaza.

A nosotros los socios, los hinchas y simpatizantes, lo ocurrido no nos debe ser indiferente. Repudiar la violencia cuando asoma su cabeza es nuestra obligación, estar alertas una responsabilidad indelegable.

Al hackeo y a la violencia del mensaje respondamos con más encuentros y diálogo como el que quisieron y no pudieron entorpecer, con más proyectos, con más compromiso institucional y participativo.

Hay una buena noticia: Independiente empezó a despertarse, comienza a caminar sacándose el velo de los ojos que permite ver la realidad y mirar más allá y en ese ejercicio de paz la violencia no tiene lugar por más que quiera.

Depende de todos nosotros. De los que queremos bien a Independiente.

@clauavruj

 

Leé las últimas noticias del Club Atlético Independiente

 

Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

80