Un buen momento para valorar

Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook

por Claudio Avruj

Columnista Invitado

Si esa pelota final de Alan Soñora se hubiera convertido en gol anoche en el partido con Lanus, hoy nuestras sensaciones serían diferentes al igual que los comentarios especializados.

Y estaría bien que fuera así.

Ya sabemos que un gol a favor o en contra marca la suerte y determina el camino incluso más allá de un partido.
No estoy en el bando de los exitistas foribundos, me gusta más tratar de mirar un poco más y darle siempre una oportunidad a lo positivo.

Y lo positivo, en un torneo de fútbol mediocre como es el que Argentina ofrece hoy, porque no es bueno lo que se ve en la cancha en cada partido y no es alentador ni estimulante las señales que llegan desde quienes lo organizan, es que sentimos nuevamente que algo se va armando desde la llegada de Pusineri a Independiente.

La locura en la que vivimos, la rapidez que las noticias se van sucediendo comiéndose una a otra hace muchas veces que nos perdamos en el presente inmediato y olvidar lo que apenas minutos antes sucedió.

Por eso trató de mirar la película que estamos viendo, donde no hay figuras estelares, al contrario hay muchas actores noveles, ignotos desconocidos hasta apenas meses atrás para la mayoría de nosotros. Nos falta aún ver en que punto el argumento nos emocionará y nos hará felices, y apagaremos el televisor contentos con esa misma alegría que tenemos cuando salimos del estadio tras un buen espectáculo y si ganamos mejor aún.

Yo recuerdo el caos y tristeza cuando Pusineri llegó al club pidiendo hacerlo y tengo grabado su frase: “quiero un Independiente vistoso, confiado y que consiga resultados”. Yo valoro a Pusineri, levantó la mano para decir acá estoy y fue claro en su mensaje.

Y las cosas se van cumpliendo, nos falta aún ver ese juego vistoso que endulce y profundice el paladar negro que nos caracteriza desde siempre.

Pero se va viendo el equipo confiado, difícil de vencer y los resultados se van acercando. 12 partidos positivos entre empates y triunfos, pocos goles en contra, avances de etapas en ambos campeonatos son las nuestras más visibles. Muchísimo si nos vemos en retrospectiva un año atrás.

Quizás hayamos aprendido que se trata de la planificación, del trabajo con convicción, con objetivos firmes y claros, con la mirada siempre puesta en el futuro que se gana haciendo bien las cosas en el presente. Nada nos debe cambiar que la pelota ayer no entrara.

Debemos sentirnos bien por este presente y apostar por el futuro sin personalismos sino a partir de equipos de trabajo y liderazgos con personas que así lo sientan.

Hoy Pusineri a mi me transmite esa convicción.

@clauavruj

Leé las últimas noticias del Club Atlético Independiente

 

Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

80