Lucas Biglia: ¿Sueño o realidad?

La vuelta de Lucas Biglia es algo difícil, pero no imposible.

Mientras estamos encerrados por la cuarentena, los días siguen corriendo y poco a poco nos acercamos al comienzo de un nuevo mercado de pases, el 7 de julio. Y si bien no hay una fecha exacta del reinicio del fútbol, los equipos deberán aprovechar para rearmarse de cara a una nueva temporada.

En Independiente aún resta definir distintas situaciones económicas y contractuales. También decidir que jugadores continuaran y cuales no lo harán. Pero también aquellos nombres que llegarán para reforzar el equipo. Lucas Biglia es uno de esos.

Al volante central ya le comunicaron que no le renovarán el contrato y quedará libre del Milán el 30 de junio. Este es uno de los factores fundamentales por los que el hincha de Independiente se ilusiona. Y aunque ya recibió sondeos de clubes de España y México. el jugador de 34 años y una larga carrera en Europa, tiene el deseo personal de pegar la vuelta a la Argentina, pero ya aclaró en más de una oportunidad, que lo debe hablar con su familia. 

Lucas Biglia habló acerca de su futuro

Por supuesto que la situación económica del Rojo en este momento, hace difícil pensar en una transferencia de semejante magnitud, si debe desembolsar una gran cantidad de dinero. Porque si bien el jugador llegaría libre, el contrato que tiene Biglia en Europa es imposible de pagar para un Independiente en crisis. Más aún si se tiene en cuenta las deudas que está afrontando el Rey de Copas con los jugadores de mayor salario del plantel. Lucas Romero, por ejemplo, es uno de ellos, y justamente fue ofrecido a un club de México en las últimas horas.

El sueño de ver a Lucas Biglia nuevamente con la camiseta del Rojo no es algo imposible, pero deben darse muchos factores para que pueda suceder. Principalmente, que el ex Anderlecht  y Lazio quiera resignar dinero. Además, que su familia desee también volver al país. Y por último, aunque no menos importante, presentarle un proyecto serio de trabajo para seducirlo. Es difícil, pero no imposible.

Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook

80