Paliza copera al Huracán de Menotti

Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook

El 20 de septiembre de 1974 el Rojo de Avellaneda brindaba uno de sus grandes partidos coperos, vencería por 3 a 0 al Huracán de César Menotti en un partido al que llegaba sin descanso porque acababa de jugar y vencer a Peñarol en Montevideo.

Ni uno de los mejores campeones argentinos de la historia podría contra el Rey de Copas, que terminaría ganando una Copa Libertadores más, su tercera al hilo.

Los Diablos Rojos tendrían que haber jugado el martes 17 de septiembre en Montevideo frente a Peñarol pero las intensas lluvias postergaron un día más el choque clásico sudamericano. Sería triunfo de Independiente por 3 a 2 en un partidazo, sin embargo no habría tiempo para festejar.

Dos días más tarde debía enfrentarse en su cancha con Huracán, su otro rival de la Fase 2, en un partido clave para avanzar a la final. Intentaría posponer el partido porque llegaba sin descanso luego de jugar en Uruguay, no habría suerte ya que Huracán no aceptaría pasarlo para unos días más adelante. No quedaba otra opción que descansar un día y salir a la cancha. Encima estaba pesada la Visera, por las condiciones climáticas, al igual que el Centenario dos días atrás.

El Rojo, dirigido por “Pipo” Ferreiro, formaría con: Gay; Commisso, Sá, Carrica, Pavoni; Semenewicz, Raimondo, Bochini; Balbuena, Saggioratto y Bertoni.

Por su parte, el equipo de Menotti saldría con: Leyes; Suñé, Fanesi, Basile, Carrascosa; Brindisi, Russo, Larrosa; Houseman, Avallay y Gramajo.

Aún en desventaja física, Independiente no tendría problemas en superar al “Globo”, llegarían todos los goles juntos entre el final de la primera etapa (Bertoni a los 44 minutos) y el comienzo del complemento (Bertoni a los 58 minutos y Saggioratto a los 61). Un rato más tarde se iría expulsado Alfio Basile por una patada descalificadora sobre Hugo Saggioratto.

Otro triunfo histórico y bien copero, si ese Huracán fue uno de los mejores campeones argentinos… está claro que el Independiente tetracampeón de América, que se dedicaba a ganar copas, no entraba en comparación.

Días después el Rey de Copas traería una Libertadores más.

Leé las últimas noticias del Club Atlético Independiente

 

80