Seguinos en nuestras redes

Noticias

La eterna Doble Visera

Hace 14 años se despedía la inigualable Doble Visera, el primer estadio de cemento del país y dueño de una historia única. Llena de hazañas, récords, vueltas olímpicas. Un estadio con incontables noches coperas, por su césped pasaron los mejores jugadores de la historia del fútbol.

El 8 de diciembre del 2006 se disputaba el último partido en la gloriosa Visera, Independiente recibía a Gimnasia de Jujuy por la última fecha del Torneo Apertura 2006. Caería derrotado por 2 a 1, finalizando el campeonato en la cuarta posición. El último gol rojo, histórico, lo convirtió Federico González (luego Darío Gandín, que más adelante jugaría en Independiente, marcaría el último gol en el estadio).

Se vivió una gran fiesta durante toda la jornada, antes del partido se jugó un amistoso con las glorias del club y por la noche hubo un gran show que contó con importantes invitados musicales.

Inaugurada el 4 de marzo de 1928, la Visera fue el primer estadio de cemento del país ¡Y construido sobre un terreno pantanoso! La segunda visera se inauguraría recién en 1961, para darle el mote definitivo.

En 1954 registró la mayor cantidad de entradas vendidas en un partido de la Primera División del fútbol argentino, el Rojo derrotaba a Boca en una tarde que se vendieron 62.000 entradas.

La Visera fue un verdadero templo del fútbol, allí jugaron los más grandes jugadores. Es el único estadio que pisaron Maradona, Pelé, Cruyff y Di Stéfano, además de otros grandísimos jugadores de la historia del fútbol mundial y muchas leyendas rojas.

Los propios Alfredo Di Stéfano y Diego Armando Maradona, entre otros, concurrían a la Visera para ver jugar a sus ídolos rojos.

Tenía magia como ninguna, testigo de varias vueltas olímpicas: 7 por torneos locales (1938, 1963, 1967, 1971, 1978, 1983 y 1994), 3 por Copa Libertadores (1964, 1972 y 1984) y 1 por Supercopa Sudamericana (1994).

En este estadio el Orgullo Nacional disputó 17 partidos correspondientes a finales, ¡y no perdió jamás! Fueron 5 triunfos y 2 empates por Copa Libertadores, 2 triunfos y 2 empates por Copa Intercontinental, 2 triunfos y un empate por Supercopa Sudamericana, 2 triunfos y 1 empate por el Campeonato Local.

Otra de sus hazañas es que permaneció invicta en partidos de Copa Libertadores contra equipos extranjeros hasta el año 1987, es decir que el Rojo ya tenía sus 7 copas sin haber caído jamás con un equipo de otro país en su campo, casi sin ceder puntos, con un 94% de efectividad producto de 29 triunfos y 4 empates.

La mística también se la trasladó a la Selección Argentina, en la Visera la albiceleste jugó 10 veces y ganó todas, con varias goleadas incluidas. En total fueron 6 partidos con Uruguay, 2 con Paraguay, 1 con Brasil y 1 con Bolivia, marcando 32 goles y recibiendo tan solo 5.

La Visera, por siempre.

Leé las últimas noticias del Club Atlético Independiente

 

Continuar leyendo
Publicidad
80