Seguinos en nuestras redes

Retro

Día del Animal, Boneco de Independiente

Hoy, como cada 29 de abril se celebra el Día del Animal en conmemoración del fallecimiento de Ignacio Albarracín, abogado que fue pionero en Argentina en la lucha por los derechos de los animales.

En esta fecha recordamos a Boneco, el famoso perro del Rey de Copas, y a otros animales que estuvieron relacionados a Independiente.

Un hombre llamado Juan Carlos, conocido como “Lolo”, no pasaba por un buen momento en su vida. Vivía en la calle y tenía una pierna engangrenada, se estaba abandonando pero un día llegó un perrito para salvarle la vida, lamiéndole la herida hasta sanarlo.

Agradecido, Lolo lo adoptó y pasaron a ser compañeros inseparables. El hombre, de origen brasileño, decidió llamarlo “Boneco”, que significa “muñeco” en portugués.

Fueron saliendo adelante gracias a las acrobacias y modales que Lolo le enseñó al perro.

¿Dónde entra Independiente en esta historia? Lolo era hincha del Rojo de Avellaneda y eso uniría a Boneco con el club de sus amores.

Entre 1972 y 1973, Boneco apareció en una comedia argentina llamada “Gorosito y señora”, era la mascota de la familia. Se convirtió en un perro famoso y era común verlo en la televisión o en el cine, como en “No hay que aflojarle a la vida” de Palito Ortega.

Estos años coincidieron con los más gloriosos de Independiente, Lolo comenzó a llevar a Boneco a los entrenamientos del Orgullo Nacional. Los jugadores se encariñaron rápidamente y lo harían parte del plantel.

En el Metropolitano 1974 Independiente recibía a Racing Club, en el Clásico de Avellaneda, y si bien Boneco ya compartía tiempo con el plantel desde antes, por primera vez ingresaría al campo con el equipo, junto al capitán “Chivo” Pavoni. Los rojos ganaron 4 a 1 y Bochini marcó por única vez en su carrera 3 goles en un mismo partido. Mejor debut oficial, imposible.

A partir de ese momento sería uno más del plantel, ingresaría a la cancha para posar con el equipo, siempre con un banderín de Independiente, otro del rival de turno y la bandera de Argentina. En todos lados, también el exterior, en tiempos en los que el Rojo era campeón de América y del mundo, todos lo recibían de la mejor manera y lo adoraban.

Boneco levantó copas a lo loco, una Libertadores tras otra, y estuvo presente en los grandes nacionales de fines de los 70.

Lamentablemente fallecería Lolo, ya entrando en los años 80; y se dice que Boneco, fiel a su amigo, se quedó al lado de su tumba para ir juntos al cielo. Independiente nunca lo iba a olvidar.

En la década del 40 hubo otro perro de Independiente, llamado “Upa”. Y otro de los últimos en relacionarse con el Rojo fue Max, la mascota de Facundo Parra, a quien el delantero le dedicaba los goles en la Copa Sudamericana 2010, que lo tuvo como héroe, anotando un gol en semifinal y 2 en la final.

Leé las últimas noticias del Club Atlético Independiente

 

Continuar leyendo
Publicidad
80