Faryd Mondragón, contundente: “Desafortunadamente nunca me llamaron de Independiente”

El ex arquero colombiano recordó todo su paso por el Rojo.

“Independiente tiene un lugar muy especial en mi corazón”, comenzó Faryd Mondragón en diálogo con el Instagram de TNT Sports, y recordó cómo fue su inicio en el Rey de Copas. Además de hablar sobre la Supercopa y aquella semifinal con River.

“En el Rojo aprendí lo que significa un club ganador, yo jugaba mi primera final y el equipo estaba completamente acostumbrado a dar la vuelta”, añadió el colombiano.

“Me duele verlo así a Independiente, hace 2 años el club estaba bárbaro. La familia Moyano rescató al club económica y futbolísticamente. Con Ariel consiguen la Sudamericana, la Suruga, y se armó un lindo plantel que no terminó cuajando deportivamente. Veo con mucha tristeza, el tema de los pagos de los contratos, pero en algún momento Moyano le dio una mano importante al club”, analizó sobre el presente.

“La llegada de Burru puede darle una luz. Me encantaría que el Bocha esté vinculado permanentemente, pero lo acercan y lo alejan, es una institución. Bochini debería ser parte de la Comisión Directiva de Independiente, nadie conoce mejor al club como él”, expresó. Y dijo que el estadio debería llevar su nombre “hace muchísimo”.

“Desde que el Bocha se retiró, el estadio debería haber llevado su nombre”, sentenció en ese aspecto.

Y volviendo al presente del club añadió que le gustaría ser parte en un futuro: “Desafortunadamente nunca me llamaron, pero si me llaman no lo dudaría. Hay muchos lugares en donde uno podría llegar a aportarle a la institución, no tiene por qué ser de mánager. Hay que generar las oportunidades, la voluntad y el amor por la institución está”.

“Sufrí mucho el último Racing – Independiente. A Lucas Pusineri lo tuve muy cerca en Deportivo Cali, y acá dejó una muy buena imagen. Independiente pudo haber ganado fácil 3-0 ese partido, son clásicos que no podés perder y menos así”, dijo sobre el último partido.

“Para el hincha es tremendo perder un clásico así. El autoestima del jugador queda golpeado después de un partido así. El partido siguiente es el más difícil, e Independiente entró en un bache emocional muy difícil. La clasificación de la Sudamericana dio un poco de alivio”, agregó.

Además, reclamó que no le quedó ropa de su paso por el Rey de Copas: “No me quedó ni un solo buzo de Independiente. En esa época no pensé que me iba a hacer falta o necesitar”.

Y culminó: “Me quedó pendiente y me hubiese gustado ganar una liga local con Independiente, y jugar la Copa Libertadores con el Rojo”.

Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook

80