La terrible confesión de Serrizuela: “El día que salimos campeones secuestraron a mi mujer”

Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook

Juan José Serrizuela contó una tremenda anécdota del 2002.

Juan José Serrizuela fue, sin duda, uno de los mejores laterales derechos que tuvo Independiente en los últimos años. Sobre su paso por el club, J.J. recodó un duro momento. Además analizó la situación actual.

A Independiente hoy lo veo complicado. Yo hoy estando afuera y por lo que escucho, se lo nota complicado. El Rojo necesita lograr un campeonato local. La Copa Sudamericana, en este momento pasa a un segundo plano. Economicamente será muy buena, pero hoy la necesidad del hincha es el torneo local. Para eso debe armarse de buenos jugadores, para poder competirle a Boca y a River, que son los mejores del fútbol argentino”, comenzó diciendo el ex lateral.

Y siguió:El jugador se tiene que preparar de la mejor manera sabiendo que va a un club grande. Tiene que estar mentalizado que va a Independiente y ahí la gente te exige. Yo fui con esa idea y gracias a Dios, se dio”.

Analizando el momento actual, Serrizuela expresó: “Yo hoy escucho que algunos quieren irse por cuestiones económicas, pero se olvidan que están en un club grande, que te va a exigir y que lo importante es lo que dejan en el hincha”.

Juan José Serrizuela y el gran equipo del 2002.
Juan José Serrizuela y el gran equipo del 2002.

 

Referido a su amor por el club, expresó: “Yo seguía mucho a Independiente cuando jugaba mi papá. Le agarre un cariño muy especial a Independiente; mi esposa y mis hijos son todos hinchas. Yo lo quiero mucho al club y tengo un cariño especial”.

En diálogo con De 1ra y al Ángulo, recordó: “Me quedo con el último partido del 2002, contra San Lorenzo. Ahí terminamos de coronar lo que veníamos buscando. Era un plantel muy importante, de buenos jugadores y buena gente. Eso nos llevo a salir campeones”.

Para cerrar, contó un detalles que pocos sabían: “El día que salimos campeones con Independiente, secuestraron a mi mujer. Pero yo me enteré después del partido contra San Lorenzo. No pude disfrutar mucho ese día”.

 

REVIVÍ LAS DECLARACIONES DE SERRIZUELA:

80