Seguinos en nuestras redes

Retro

El Maracaná cumple 71 años: la gloria roja en el mítico estadio

El 16 de junio de 1950 hacía su apertura un templo del fútbol mundial, el legendario Estadio Maracaná de Río de Janeiro, Brasil. Estadio al que históricamente le sentó muy bien al Rey de Copas.

Allí Independiente fue el primer equipo no brasileño en ganar y el primero en salir campeón. Levantó dos grandes copas ante el club más popular del mundo y superó al mejor Santos de la historia en una semifinal de Libertadores que terminaría ganando. Inigualable.

La historia de Independiente en el gigante de Río de Janeiro se remonta a la Copa de Campeones de América de 1964, la primera Libertadores del Rey de Copas. Antes de salir campeón, bajaría en semifinales al Santos bicampeón intercontinental, primero con un triunfo épico en el Maracaná por 3 a 2 luego de ir perdiendo 2 a 0. “O Rei” Pelé felicitaría a los rojos en el vestuario.

Sería el primer gran triunfo de un equipo no brasileño (sin tener en cuenta el logrado a nivel selección por Uruguay, en el primer “Maracanazo”. En un estadio donde no el Santos tampoco perdía grandes encuentros.

Después Independiente ganaría también en el partido de vuelta en Avellaneda, por 2 goles a 1, para pasar a la final en la que se impondría ante Nacional de Uruguay.

En 1995 el Rey de Copas se convertiría en el primer equipo no brasileño en salir campeón en este imponente estadio y nada menos que en la Supercopa Libertadores (una copa que reunía a todos los campeones de América y que era como una Libertadores más). Independiente levantaría la copa ante el Flamengo de Romario, que llegaba invicto a la final y ganando todos sus partidos, fue triunfo rojo por 2 a 0 en la Doble Visera y derrota por la mínima en Brasil, en un partido que tuvo controlado y pudo haber obtenido un resultado mejor, que alcanzaría para levantar el trofeo.

En la Sudamericana 2017, el Rojo tendría otra oportunidad de levantar una copa en el Maracaná, 22 años más tarde y enfrentando al mismo rival: Flamengo, el equipo más popular del mundo (un detalle poco menor teniendo en cuenta el clima hostil que se vivió en la final). Otra vez el equipo brasileño llegaba invicto a la final pero el Rojo volvería a ganar bien en Avellaneda, en esta oportunidad en el Libertadores de América, por 2 a 1. Para la vuelta sería empate en uno, en un gran partido del equipo de Holan, que pudo haber ganado tranquilamente. De esta manera el Rey de Copas levantaba su segunda copa en un estadio que ni los propios equipos cariocas lo habían logrado internacionalmente.

Leé las últimas noticias del Club Atlético Independiente

 

Continuar leyendo
Publicidad
80