Seguinos en nuestras redes

Retro

El Orgullo Amateur de Avellaneda

Corría el 6 de junio de 1907 y el Independiente Football Club se iba a enfrentar por primera vez con Racing Club, en el primer Clásico de Avellaneda durante el amateurismo, por la 3ra Liga. Contra todo pronóstico, y completando el equipo con jugadores de potrero, debido a ausencias, ganaría 3 a 2 un partido agónico donde el héroe fue uno de los personajes más importantes de la historia del club, Rosendo Degiorgi, quien luego defendió el triunfo no aceptando que Racing le comprara el partido.

Independiente venía muy mal y en el torneo había sufrido goleadas muy abultadas, apenas que completaba el equipo, mientras Racing peleaba arriba y ya estaba consolidado. Para el primer Clásico de Avellaneda, por la 3ra Liga, en tiempos amateurs, el panorama era muy desfavorable para el Orgullo Nacional: no logró juntar 11 jugadores, entonces Rosendo Degiorgi, el capitán, le sugirió a Racing jugar el partido como amistoso, cediendo los puntos, algo que sucedia frecuentemente en esos casos. Pero Carbone, hombre importante en Racing, no aceptaría para ganar por una buena diferencia.

Como Racing era ampliamente favorito, se vio una pintada en la zona del ferrocarril que decía “40 a 0”, vaticinando una gran goleada de los vecinos.

Para completar el equipo, Independiente, local en Crucesita Este, recurrió a jugadores de potrero, así fue como llegó a los once gracias a algún vecino, familiar o juvenil. Jugaron: A. Bazarra; E. González y L. Paitz; F. Zetti, J. Hermida y M. Degeorgi; A. Pomarini, A. Arregui, J. Tagliaferro, M. Pelufo y R. Degeorgi.

Increíblemente, IFC se pondría 2 a 0 con tantos de Tagliaferro y Arregui, pero en el complemento lograría el empate el equipo visitante. Hasta que Rosendo Degiorgi (fundador, primer presidente y capitán) cuando solo restaban 3 minutos, recibió tras una buena jugada de Pomarini y convirtió el gol que le daría a Independiente el primer Clásico de Avellaneda.

Una vez finalizado el encuentro se acercaría Luis Carbone para comprarle el partido a Independiente; sin embargo, Rosendo Degiorgi, leyenda roja, le diría: “Hace 2 horas ofrecí los puntos y lo rechazaron con el propósito de que sufriéramos una derrota de esas que hacen época. El triunfo, fruto de la justicia, no se vende: el amor propio ante todo”.

Carbone (6 veces presidente de Racing) volvería a hacer de las suyas, ganando los puntos del primer clásico amateur de 1ra (1915) luego de haber perdido en la cancha y ganaría un campeonato amateur verdaderamente insólito. En esos tiempos amateurs, Racing Club vivía de los beneficios, no solamente en las distintas asociaciones amateurs de Buenos Aires, sino también en el plano político, bancado por un político corrupto y fraudulento como Alberto Barceló, intendente de Avellaneda por décadas. Entre ambos le harían la vida imposible a Independiente. Pero todo se acomodaría con el tiempo: mientras un club se convirtió en el más copero de la historia del fútbol mundial, el otro apenas reza, en vano, por que le glorifiquen estos años para poder sumar estrellas sin importar su valor ni cómo fueron.

Leé las últimas noticias del Club Atlético Independiente

 

Continuar leyendo
Publicidad
80