Seguinos en nuestras redes

Columna de Opinion

Independiente necesita una refundación

El Rojo debe empezar de cero con gente genuina del club. Ex glorias o hinchas de verdad que estén a cargo. También deberían volver cracks, como el Kun Agüero.

Independiente pasa por uno de los dos peores momentos de su historia. A la altura de la temporada 2012-2013, cuando se descendió. Hoy el equipo no tiene rumbo, sin director técnico, con un déficit económico cercano a los tres mil millones de pesos y una cúpula dirigencial ausente. No hay conducción y la entidad está vaciada. Se tocó fondo y hay que empezar de cero. Se dice que las crisis generan oportunidades y llegó el momento de que el Rojo tenga una segunda fundación.

Es necesario un día después del 1 de enero de 1905. Esto no quiere decir tirar toda la gloria conseguida. Todo lo contrario. Poner una fecha en la que el club renazca de verdad. Como lo hizo Newell’s que salió del abismo por el amor real. En 2012 sus socios se hicieron cargo y hasta pintaron la cancha. La Lepra tuvo ese año la vuelta de notables como Maxi Rodríguez (31 años en ese momento), Gabriel Heinze (34), Ignacio Scocco (27) y el Tata Martino fue su DT. El equipo rosarino mostró un fútbol de gran nivel, fue campeón del Torneo Clausura 2013 y llegó a las semifinales de la Copa Libertadores, en la que perdió por penales con el campeón, el Atlético Mineiro de Ronaldinho.

Hace unos días apareció un tuit que fue más una utopía. Un hincha publicó su sueño: presidente, Fernando Redondo; mánager, Javier Zanetti; director técnico, Ariel Holan (líder de aquel inolvidable 2017, pero la pifió en su segundo año) y capitán, Sergio Agüero. Con el Príncipe como embajador de la Liga Española y el Pupi como vicepresidente del Inter de Milan, ambos son imposibles más allá de su amor confeso por esta camiseta.

Sin embargo, Agüero tiene la puerta hacia la inmortalidad roja. El 30 de junio próximo termina su contrato con el Manchester City. Es cierto: el peso argentino está a años luz de la libra esterlina. Pero llego la hora de la patriada del Kun. El delantero le dio mucho a Independiente, pero el club le dio todo. Es momento de un quiebre histórico. Cumplirá 33 años el 2 de junio y aún le queda hilo en el carretel. No tiene la obligación de retirarse en la entidad. Sería una o dos temporadas, pero lo necesario para entrar en el salón de los máximos ídolos. Él lo es, nos dio alegría, fue sublime aquél tanto del 4 a 0 a Racing, pero aún no está en el pedestal de elegidos. En cinco meses tendrá esa oportunidad.

Juan Sebastián Verón regresó a Estudiantes con 31 años y es conocida la historia del Pincha desde aquella vuelta en 2006: campeón del Torneo Apertura, la Libertadores de 2009, una final épica del Mundial de Clubes ante el Barcelona de Leo Messi y Guardiola, y otro torneo local en 2010.

Independiente necesita ese gesto de quienes vistieron su camiseta. Pero claro, no volverán a un club donde no se sabe qué va a pasar mañana (literal). Aunque tal vez lo analicen si ven una dirigencia seria.

Basta de estar pendientes de si Boca gana o no la séptima Libertadores. Es hora de mirarse al espejo y preguntarnos por qué hace 37 años que no la ganamos. Por qué solo jugamos cinco en los últimos 31 años. Por qué hace 20 temporadas que no se consigue un título local.

A fin de año hay elecciones. Es una oportunidad. ¿Qué les pasó a los Moyano? ¿Por qué insistir con un mánager si no va a tener el poder de decisión? Sólo ellos lo saben. Tiraron por la borda una primera gestión que muy buena. Ya está. No hay tiempo. Cada segundo cuenta. La oposición o –por qué no- una lista o agrupación con gente nueva pueda encaminar el barco.

Independiente hoy necesita más pasión que dinero. Volver a las bases. Encontrar los Pedro Iso o Herminio Sande del tercer milenio. Hay gente que quiere al club de verdad. Con amor genuino. Que no quiera hacer negocio y vaciar las arcas. Que seduzcan a los mejores jugadores con un sueño. Que les enseñen a los pibes la grandeza de club. Que inculquen la herencia. Que se recupere la mística. Que se vuelva a ser el Orgullo Nacional.

Se tocó fondo. Más bajo no se puede caer. Es hora de renacer. De empezar de cero. Llegó el momento de una segunda fundación en Independiente.

Leé las últimas noticias del Club Atlético Independiente

 

Continuar leyendo
Publicidad
80