Seguinos en nuestras redes

Retro

Claudio Marangoni, un volante de paladar negro

Hoy está cumpliendo 67 años uno de los mejores volantes centrales que vistieran la camiseta de Independiente, elegancia y paladar negro: Claudio Marangoni.

Integrante de un mediocampo fenomenal, de los más grandes de la historia, y ganador de los títulos más importantes a mediados de los años 80.

“Maranga” nació el 17 de noviembre de 1954 en Rosario, Santa Fe. Debutaría en Chacarita Juniors, donde jugaría 3 temporadas antes de pasar a San Lorenzo. A fines de los años 70 tuvo un breve paso por el Sunderland inglés, regresando al país para jugar en Huracán en 1981.

Un jugador fino como pocos que en 1982 traería su calidad al Rey de Copas, donde viviría sus mejores años de futbolista y según él: “el mejor equipo en el que jugó”.

En el Rojo del querido “Pato” Pastoriza se consagraría campeón de Primera División en 1983, de la Copa Libertadores e Intercontinental de 1984, con grandísimas actuaciones.

Disputó 264 partidos en el Rey de Copas, convirtiendo 30 goles y cediendo tantos otros. Jugó entre 1982 y 1988, año en el que pasaría a jugar a Boca Juniors, cayendo muy mal en la hinchada por ese tiempo.

En la Selección Argentina llegó a jugar 9 encuentros entre 1983 y 1984, pero increíblemente no tuvo lugar en el campeón de México 1986, siendo el único del mediocampo memorable de Independiente en no aparecer, sí Giusti, Bochini y Burruchaga.

Una recordada frase suya: “Cuando errábamos un pase, la gente te lo perdonaba. Cuando errabas dos, murmuraban. Y cuando errabas tres, sabías que no podías jugar más en la Primera de #Independiente”.

Leé las últimas noticias del Club Atlético Independiente

 

Continuar leyendo
Publicidad
80