Seguinos en nuestras redes

Columna de Opinion

Hora del balance

Último día del año. Momento de balance y de proyectar el 2020.

Independiente cierra un 2019 malo. Pese a que Moyano les dio todos los gustos a los técnicos de turno, los resultados fueron pobres.

Cecilio Dominguez llegó en enero para ser la compra mas cara de la historia y no cumplió las expectativas hasta el momento. El ciclo exitoso de Holan, que inexplicablemente cambio la manera de jugar del 2017, termino deshilachado en mayo.

En junio llego Beccacece, al que le trajeron jugadores por USD 15MM lo que generó nuevas ilusiones. Pese a ello, los resultados fueron todavía peores. Terminó siendo un ciclo similar al de Milito, que termino mucho antes de lo previsto.

La conclusión salta a la vista: gastar millones en jugadores no garantiza victorias.

Los ciclos más exitosos de los últimos tiempos en el futbol argentino; Bianchi en Boca y Gallardo en River; son ejemplos de procesos en los que los técnicos potenciaron a los jugadores que había en sus clubes cuando llegaron.

Es más, no hay que irse a otro club para recordar un ejemplo cercano: El equipo de Holan de 2017, que solo trajo a Gigliotti y Nery Dominguez por poco dinero, recupero varios jugadores con Sanchez Miño (el más insultado), Rigoni, Benitez y Meza, y dio continuidad a pibes como Bustos, Barco y Franco.

Dicho esto, celebró la apuesta de Pusineri. Se habla de “mercado austero” y de que “el mejor refuerzo es potenciar los que tenes”. No es garantía de resultados tampoco, pero si de volver a ser racionales en un momento delicado de la economía del país y del club.

A los hinchas, solo nos queda tener paciencia y apoyar a Lucas, con quien tenemos una conexión emocional, luego de ese gol tan festejado en 2002 que nos el dio el último titulo local.

¡Feliz 2020!

Leé las últimas noticias del Club Atlético Independiente

 

Continuar leyendo
Publicidad
80