Seguinos en nuestras redes

Retro

La primera vuelta olímpica en el Maracaná

El 6 de diciembre de 1995, Independiente ganaba la Supercopa Libertadores por segundo año consecutivo. El Orgullo Nacional daba la vuelta olímpica nada menos que en el Estadio Maracaná y ante el equipo más popular del mundo, Flamengo de Brasil, que tenía a Romário entre sus figuras.

El Rey de Copas es el máximo ganador, entre otras copas, de la Copa Libertadores y de la Supercopa Libertadores (su copa de campeones), el gigante del continente.

Independiente seguía siendo el club más copero del mundo, en 1994 levantaba su primera Supercopa, ganándole la final a Boca Juniors. En 1995 quería repetir el título para alcanzar al Cruzeiro como máximo ganador de este trofeo también.

Camino al título, eliminaría al Santos de Brasil en octavos de final, al igual que en la edición anterior pero esta vez sufriendo más (1-1 en Avellaneda, sobre la hora y 2-2 en Brasil, avanzando por penales). En cuartos de final se enfrentaría con un equipazo, el Atlético Nacional subcampeón de América, con figuras como Higuita, Aristizábal, Ángel y Serna (cayó 1-0 en Colombia y ganó 2-0 en la Visera con goles de Gustavo López). En la semi chocaría con el River que a los pocos meses iba a ganar la Libertadores, con muchas figuras como Francescoli, Ortega y Gallardo (igualó 2-2 en Avellaneda, después de ir 2-0 abajo, y ganó por penales en El Monumental tras empatar 0 a 0).

En la final lo esperaba el poderosísimo Flamengo de Brasil, que llegaba a esta instancia no solamente invicto sino que ¡ganando todos los partidos!, de local y de visitante, despachando también con facilidad al Vélez de Bianchi que venía de salir campeón intercontinental.

Este equipo, que no rendía como se esperaba en Brasil, jugó una tremenda copa con una delantera soñada: Romário, Savio y Edmundo. Romário era el mejor jugador del mundo. El año anterior había sido elegido el mejor jugador del Mundial 1994, ganado por la Verdeamarelha, y fue Pichichi (goleador de la Liga Española) jugando en Barcelona.

En la ida en la Doble Visera, el Rojo marcaría territorio de entrada, Javier Mazzoni a los 35 segundos anotó el gol más rápido en una final de Supercopa (el récord del gol más rápido en final de Copa Libertadores también corresponde a un jugador rojo: Percy Rojas a Unión Española en 1975, a los 31 segundos del partido de vuelta).

A partir de ahí, Independiente jugaría una final impresionante, dominando por completo al equipo brasileño que nunca pudo hacer pie. En la segunda parte, Cristian Domizzi pondría el 2 a 0 para mayor tranquilidad, de cara a la vuelta en Río de Janeiro.

El “Zurdo” López paró el siguiente equipo en la noche de la consagración: Mondragón; Clausen, Rotchen, Bustos, Domizzi; Molina, Serrizuela, Cagna, G. López, Álvez y Mazzoni. En el complemento ingresaron Kobistyj y Burruchaga.

El Rojo cayó 1 a 0, en un Maracaná con más de 100.000 personas, con un gol de Romário. Logró controlar el juego y pudo haber obtenido un resultado mejor, pero le alcanzó para convertirse en el primer equipo no brasileño en salir campeón en Maracaná, y no sería la única vez, con la conquista más reciente de la Sudamericana 2017 también ante el Flamengo de Brasil.

El Rey de Copas es, entre otros trofeos, el máximo ganador de las copas continentales más importantes: Libertadores y Supercopa Libertadores.

Los equipos más ganadores de estas copas de primer nivel:

  • 9 Independiente
  • 7 Boca Jrs
  • 5 Peñarol
  • 5 River Plate
  • 4 San Pablo
  • 4 Olimpia
  • 4 Estudiantes
  • 4 Cruzeiro
  • 3 Nacional
  • 3 Gremio
  • 3 Santos

La campaña del Independiente SúperBicampeón de América:

Leé las últimas noticias del Club Atlético Independiente

 

Continuar leyendo
Publicidad
80