Seguinos en nuestras redes

Columna de Opinion

Bielsa-Leeds: el ejemplo a seguir

Puede gustar más o menos el estilo Bielsa, de lo que no se puede dudar es acerca de su conocimiento, su capacidad de trabajo y su entrega, sus convicciones y que es un hombre exitoso.

Su campaña en la Championship con el Leeds United coronando dos temporadas con el campeonato y el ascenso a la Premier League repercute en el mundo futbolístico fundamentalmente por lo que él implica. Eso debe tenerse en cuenta.

En uno de los tantos artículos que se han escrito en estos días, me encontré con uno del Diario Clarín, cuya lectura recomiendo, que se titula: “Los hombres detrás de Bielsa en Leeds United: el Loco y un equipo que no deja detalle librado al azar, descripción del equipo que lo acompaña“.

Profesionales todos, cada uno formado debidamente y con roles perfectamente asignados: el nutricionista, el analista científico, el preparador físico, el entrenador de arqueros, el especialista en análisis de videos, el traductor, el psicólogo, los ojeadores. Un equipo de trabajo que no deja nada librado al azar, buscando los objetivos planteados, y por sobre todo jerarquizando la actividad.

En ese universo que conforma el equipo que asesora y complementa a Bielsa hay un personaje clave en la institución, Víctor Orta que creo merece la mayor atención.

Su rol de es el de Director Deportivo y que según la nota en cuestión es el vínculo del Director Técnico con el club. La descripción dice textual: “Para Bielsa el vínculo con Orta es una pieza determinante en el rompecabezas. Un nexo joven, activo, con experiencia en el fútbol y con contacto con ojeadores de todo el mundo para seguir al detalle a los futbolistas. Determinante también porque permite al Loco no tener un contacto directo con el presidente del club o directivos con los que puedan generarse fricciones”.

En el fútbol Argentino estamos muy lejos de este modelo, (quizás lo más parecido sea River Plate, con Francescoli), en Independiente estamos a años luces.

La fórmula Bielsa/Leeds nos da al menos dos ejemplos para mirar y copiar.

El primero es el armado del grupo de conducción, la asignación de roles, la delegación de funciones, el cuidado y respeto en las relaciones laborales.

El segundo tiene que ver con la apuesta a proyectos de largo alcance.

Tras ser candidato a lo largo de toda la temporada anterior, el Leeds quedó fuera del ascenso sobre el final. La decisión se mantuvo firme, el rumbo elegido no se modificó, se ajustó y perfeccionó y un año después el éxito coronó el esfuerzo y el compromiso sostenido.
Independiente viene fallando en los últimos 20 años al menos. Lo sabemos. Lo vemos a diario y en estos días más aún.
Venimos avanzando en zig zag, que lejos de ser la gambeta virtuosa del fútbol/ juego, se convirtió en la cultura de la improvisación, del autoengaño, del atajo que en definitiva no lleva a nada.

El zigzagueo permanente en la vida personal y de las instituciones no es una virtud ni es para admirar. Es igual que el jugador que se empalaga con la pelota y gambetea por demás hasta perderla y arruinar así las posibilidades de hacer las cosas bien para el equipo y para los que en él depositan ilusión.

Cuando zigzaguear se hace cultura se termina sin avanzar. Siempre es así.

El ejemplo Leeds + Bielsa + Equipo de trabajo, más allá de gustos sobre estilos de juego, debe ser aprendido e imitado. Es lo que debe venir en el futuro no tan lejano donde la cultura de la improvisación y la respuesta inmediata a la urgencia que encarna la demanda del hincha que siempre es más pasional que reflexiva no sea la que nos guíe e impere.

Proyecto, Profesionalidad, Seriedad y Constancia es lo que debemos ver en este ejemplo de hoy que viene de muy lejos y que no hace tanto era parte de nuestro patrimonio institucional y nuestra carta de presentación.

@clauavruj

Leé las últimas noticias del Club Atlético Independiente

 

Continuar leyendo
Publicidad
80