Seguinos en nuestras redes

Columna de Opinion

Volvimos a la normalidad

Volvimos a la normalidad

Independiente recobró su identidad al superar con personalidad y juego a Racing. Triunfo que ilusiona pensando en el futuro.

La casa está en orden. Independiente fue el Independiente que todos buscábamos y eso se celebra. Este equipo necesitaba un triunfo de este tipo. Muchas veces se dijo, y con razón, que este grupo padecía las situaciones límites o cruciales. A pesar de esa coyuntura, el Rojo dejó atrás las dudas de la semana y superó con autoridad a Racing en la cancha que tanto odian.

Sin ser una maravilla, e incluso con varias limitaciones, se observó un Independiente que fue protagonista y que nunca dejó de estar enfocado, dos aristas que se veían con poca regularidad.

La defensa volvió a estar sólida, el mediocampo pudo afrontar de buena manera la lesión del Perro y en el ataque se destacó Sebastián Palacios (su mejor partido en el club) y Silvio Romero, quien no perdonó para poner la ansiada ventaja, la que merecía Independiente por lo hecho en los 90 minutos.

Más allá de las complicaciones de la lluvia, el equipo fue intenso, mantuvo la firmeza y la calma para golpear en un momento justo, y mostró una personalidad que nos contagia a todos.

Es cierto que la camiseta roja y nuestro estadio los abruma, juegue quien juegue de su lado. Pero también había que acompañarlo con una actuación como la de este domingo. Se puede ganar o perder, pero a los hinchas del Rey de Copas nos importa e cómo. Juego y personalidad tuvo el equipo que dirige Julio Falcioni, que es puntero y se entusiasma.

Por más que le pese a muchas autoridades, Independiente está vivo. El infierno está encantador.

Leé las últimas noticias del Club Atlético Independiente

 

Continuar leyendo
Publicidad
80