Seguinos en nuestras redes

Columna de Opinion

Independiente, por sobre todo Independiente

Acabo de ver las dos temporadas de Sunderland ‘Til I Die (en español, «Del Sunderland hasta la muerte»). Una extraordinaria producción que invita a agudizar la mirada y la escucha ya que se trata de de una propuesta que va más allá del fútbol como juego.

Los que la vieron, seguramente en varios de los capítulos habrán sentido al igual que yo que se trataba de nuestra propia historia.

Habla de ellos y habla de nosotros.

El documental da cuenta de los mundos que conviven en torno a un club grande, con un enorme arraigo en la sociedad; de histórica trayectoria en el fútbol y sobre las significaciones e impacto que su vida institucional tiene en la vida de la gente.

Virtudes y miserias son mostradas con la naturalidad de lo obvio como un llamado de atención.

Sin agregados de comentarios externos, filmado en tiempo real y sin condicionamientos previos, todo está a la vista para el análisis y aprendizaje.

Desaciertos de la dirigencia, concentración en la toma de decisión, ausencia de planificación estratégica, delegación en individualismo, falta de cuadros gerenciales idóneos, errores y desconocimiento al momento de seleccionar y contratar, irresponsabilidad al momento de prometer y acordar salarios, desconexión de la dirigencia/conducción con los socios, falta de compromiso y deseo de jugadores en determinados momentos, desconcierto en los empleados son mostrados con absoluta crudeza y naturalidad en momentos de profunda crisis por la que atraviesa el Club al padecer su segunda pérdida consecutiva de categoría. Esperado.

Pero cuando todo parece perdido, un nuevo resurgir toma fuerza inspirado y empujado por la fuerza intrínseca de la institución que le viene de sus socios y seguidores.

El Orgullo, la Pasión y la Lealtad de ellos son la fuerza inspiradora que trae nuevos aires y los que moldean la acción de sus administradores. Así lo dicen sin vergüenza alguna.

Un nuevo aire comienza a soplar.

“Organizaciones fuertes, sanas y orgullosas tienen éxito y terminan funcionando”, es la base de pensamiento que toma la nueva conducción tras el fracaso.

Son principios que exponen valores que las instituciones deben perseguir y que están por sobre las creencias individuales de las personas.

Un momento central es el diálogo organizado y planificado de la nueva administración con los socios, no es una asamblea y menos un apriete. Es un fantástico “cara a cara”. Una construcción de confianza mutua. Allí Charlie Methven, en su carácter de director gerencial dice claramente:

“Hay un punto que tiene que ver con lo moral si el club se queda sin ingresos. Cuando sos un club tan grande, con este potencial, con su enorme historia depende de nosotros poner en marcha la estructura, la filosofía, los mecanismos que aumentan los ingresos para que realmente seamos sustentables.

Es nuestro club, algunos lo administran en un momento, pero es nuestro club”.

Estas palabras son reveladoras y aleccionadoras. Habla del lugar de la ética y la moral en las relaciones institucionales y en la seriedad, del manejo de fondos que son públicos, en donde los socios no pueden ser olvidados. Pues el desmanejo institucional denigra al socio y al hincha, que entrega cada día de su vida sus ilusiones, su dinero, su tiempo, su confianza, sus ilusiones. Porque los socios deseamos mucho más que un campeonato, o dirigentes salvadores omnipotentes y mesiánicos, los socios esperamos no ser defraudados”.

Vale la pena mirar la serie, y tratar de vernos a nosotros.

Estamos viviendo un tiempo excepcional, desconocido, el futuro que siempre es incierto lo será más aún. Y ese tiempo requerirá sin ninguna tipo de dudas de nuevas formas que deberán encararse de otra manera.

Un nuevo tiempo que llama definitivamente a un liderazgo distinto, transversal, de diálogo, de articulación, de pensamiento asociado, de planificación a futuro.

Los socios e hinchas del Sunderland, a lo largo de una veintena de capítulos van desnudando sus sentimientos y poniendo por delante siempre su orgullo, pasión y lealtad.

Siempre estaremos aquí! Dice en un momento crucial una socia del Sunderland como una advertencia, pero que en realidad es un compromiso y es una afirmación de identidad.

Nosotros los socios e hinchas de Independiente también.

@clauavruj

Leé las últimas noticias del Club Atlético Independiente

 

Continuar leyendo
Publicidad
80